fbpx

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

5 consejos prácticos para hacer que los clientes amen tu producto

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

Escrito por: Carolina Zepeda

Contxto – A veces, simplemente tener un producto sorprendente e innovador no es suficiente. Como escuchamos en nuestro último podcast sobre “el amor de los usuarios” con Christian Van Der Henst de Platzi, lograr que la gente adore tu producto va más allá de sus características “nunca antes vistas” o su singularidad.

La experiencia del usuario es lo que hace que la gente ame u odie un producto. Por lo tanto, la forma en que posicionaa tu producto y promueves tu marca en el mercado debe ser coherente con la experiencia del cliente por la que estás luchando.

Cuando a un cliente le gusta un producto, lo compra de nuevo y se asegura de informar a las personas al respecto. Lograr que tus clientes amen tu producto es una garantía para el éxito.

Aquí hay cinco consejos que harán que los clientes se enamoren de tu producto:

Conoce los deseos y necesidades de tus clientes

Siempre ten en cuenta que el propósito de un producto es resolver las necesidades de tus clientes. Hazlo útil e imprescindible para ellos.

Para saber lo que realmente quieren, observa y habla con tus clientes actuales y potenciales. Conócelos, trata de entender sus vidas y lo que necesitan para hacerlo más fácil. La investigación de mercado es una excelente manera de identificar cuáles son esas necesidades.

Después de recopilar toda esa información, comienza a pensar en formas creativas de desarrollar un producto para resolver esas necesidades. Si ya tienes algo en mente, verifica si tu producto le está dando a los clientes lo que quieren. Si no es así, tal vez deberías considerar modificar algo para hacerlo aún más indispensable.

Se específico sobre el problema o deseo que tu producto resuelve

Al recopilar toda la información sobre tus clientes y sus problemas o deseos, la cantidad de información puede ser abrumadora. Es por eso que enfocarte en una necesidad específica te ayudará.

De esta manera, te aseguras de que el cliente obtenga exactamente lo que realmente quiere con respecto a su problema o deseo. También evitas darles algo para resolver una variedad de problemas diferentes sin resolver realmente ninguno de ellos.

El mismo principio se aplica a la comercialización de tu producto. Cuando hagas publicidad, se claro y específico sobre lo que las personas obtendrán al comprar tu producto. Concéntrate en lo que lo hace diferente de los demás y en cómo mejorará sus vidas al resolver esa necesidad o deseo específico.

Hazlo fácil de usar

Recuerda, se trata de la experiencia.

La experiencia del usuario es la clave para que la gente ame u odie tu producto. Según la facilidad de uso y su eficacia, las personas lo comprarán de nuevo y recomendarán el producto o no.

En esta nueva era de la tecnología, la creación de un producto con tantos futuros como sea posible puede parecer la forma correcta. Sin embargo, a veces puede hacer que un producto sea complicado de usar y a las personas no les gusta lo complicado. Siempre se innovador pero simple.

Aprender es parte de la experiencia. Esto significa que el usuario necesita aprender cómo funciona tu producto y cómo usarlo. Intenta hacerlo fácil con un diseño simple y un conjunto rápido de instrucciones.

Las relaciones con los clientes son clave para el éxito.

Tener una buena relación con tus clientes es esencial para mantener su negocio, sin mencionar el atraer más.

A los consumidores les gusta ser escuchados y atendidos. Ofrece a los clientes una forma de ponerse en contacto contigo por correo electrónico, redes sociales o por teléfono para que puedan decirte lo que les gustó o no le gustó de tu producto. Trata de establecer una relación con ellos pidiéndoles comentarios y mostrándoles que te importa.

Crear una buena relación mejorará las posibilidades de que la gente adore tu producto porque la atención al cliente debe ser parte de lo que ofreces. Siempre ten en cuenta que la razón de la existencia de un producto es resolver un problema o deseo, y eso implica escuchar a la gente por la que el producto existe.

Asegúrate de que tu producto represente lo mismo que tu marca

La forma en que se presenta el producto al mercado también influirá en la percepción que el cliente tenga de él. El branding es la parte que cuida esto.

El branding es crear la identidad de tu producto al hacer una marca que representa lo que defiende y todo lo que tiene para ofrecer.

Una marca siempre tiene que ser coherente con sus productos, lo que significa que el producto debe cubrir los valores y principios que la marca está representando. De esta manera, los clientes pueden relacionarse con la marca y el producto y es más probable que compren el producto y obtengan lo que esperaban.

No hay duda de que hacer que la gente adore tu producto es esencial para que tu empresa prospere. Aplicar esto te ayudará a lograrlo.

Por cierto, si deseas obtener más información sobre cómo hacer que los clientes adoren tu producto, consulta el último episodio de nuestro podcast Entre Titanes, con Platzi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Must Read!