fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

¿Puede la tecnología crear una sociedad más sostenible e inclusiva?

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Nuestro Soapbox de hoy presenta la opinión de Bryan Bejarano, consultor en comunicación, impacto social y creatividad.

Contxto – La pandemia del Covid-19 ha acelerado la transformación digital y la adopción de nuevas tecnologías por parte de las empresas y las personas. Los límites entre lo digital y lo físico son cada vez más difusos y muchas veces no somos conscientes de donde termina un mundo y empieza el otro. 

Todavía no se conoce cuál será el impacto a mediano y largo plazo de este acelerón tecnológico en industrias, modelos de negocio, prácticas empresariales y en la forma de establecer relaciones y colaborar con otras personas.

Una de las posibles consecuencias negativas que puede generar la actual transformación digital es contribuir a la exclusión social y aumentar las brechas de desigualdad. El acceso a la tecnología y la conectividad podría convertirse en un factor determinante para acceder al empleo, educación y servicios de calidad.

Por ejemplo, el teletrabajo podría empujar a las empresas a solo contratar a personas que cuenten con buenas conexiones de banda ancha en sus hogares.

Los estudiantes que no posean una buena computadora y conexión a internet podrían verse excluidos de poder continuar sus estudios de manera virtual

Finalmente, no poseer un teléfono inteligente o no saber cómo usarlo correctamente puede impedir a las personas hacer uso de aplicaciones de banca en línea, servicios de entrega a domicilio y telemedicina, por mencionar algunos.       

Martin Weitzman, investigador y economista de Harvard, afirmaba que:

El crecimiento a largo plazo de una economía avanzada está dominado por la conducta del progreso tecnológico.

Pero debemos tener cuidado de que el progreso tecnológico no se convierta en el enemigo. 

Sociedad 5.0

Con el fin de contrarrestar los posibles impactos negativos de las tecnologías el gobierno japonés ha propuesto el concepto de sociedad 5.0.

Una visión de un futuro donde la transformación digital es un motor para potenciar los sueños de las personas y además contribuyen a la creación de una sociedad más sostenible e inclusiva. 

La sociedad 5.0, o sociedad de la imaginación, pretende que la innovación en las tecnologías digitales sean el pilar para llevar a la raza humana un futuro de posibilidades infinitas.

Esta nueva sociedad estará caracterizada por los siguientes principios:

Diversidad

La estandarización de productos y procesos nos ha llevado a crear una sociedad de patrones y uniformidad donde hasta se trata de que las personas piensen y actúen de manera homogénea.

En la sociedad 5.0 la diversidad de los individuos será un factor clave para el desarrollo de la humanidad.

Diversos tipos de personas con diversas habilidades podrán aportar a una sociedad en donde serán necesarios altos grados de imaginación para identificar diversos tipos de necesidades y problemas, y convertirlos en modelos de negocio.

Por mencionar un ejemplo; Momlancers es una plataforma mexicana que permite contratar profesionales independientes que, al tener que hacerse cargo de sus hijos, necesitan trabajos con horarios flexibles y por proyectos que les permitan balancear su vida en el hogar a la vez que generan ingresos.

Esta plataforma demuestra cómo por medio de la tecnología se puede acceder a una base de talento que de otra forma quedaría excluida del mercado laboral. 

Sin embargo, el desafío que enfrenta Momlancers es hacer que más empresas confíen y valoren el aporte que un trabajador por proyecto puede hacer a la organización de manera que más madres se puedan beneficiar de la labor de la plataforma.  

Creación de valor

La sociedad de consumo actual persigue el objetivo de la creación de valor monetario por sobre todas las cosas.

La sociedad 5.0 plantea un modelo en donde la resolución de problemas y la creación de valor son el objetivo fundamental que deben seguir las empresas, los gobiernos y las personas.

Cada día son más los emprendedores que optan por desarrollar modelos de negocio que ven más allá de los retornos financieros y lo que buscan es generar un impacto, donde se le pueda crear un valor real al consumidor, al ambiente o a ambos.

La empresa chilena Red Apis ejemplifica este modelo de creación de valor con su servicio Vi-Sor. Es un sistema de interpretación de idiomas en tiempo real para atención al público orientado principalmente a ayudar a comunicarse a migrantes haitianos que no hablan español.

El sistema de Red Apis crea un gran valor para que los migrantes, ya que estos puedan integrarse mejor en el país y realizar trámites con mayor facilidad en las empresas e instituciones de gobierno donde se encuentra el sistema.

El problema es que no todas las empresas e oficinas públicas ven valor en invertir en un sistema como Vi-Sor, por lo que el impacto de Red Apis se ve limitado.       

Descentralización

La concentración de riqueza e información en unos pocos es uno de los principales causantes de la desigualdad social que vivimos actualmente.

En la sociedad 5.0 se propone usar las tecnologías para brindar acceso a oportunidades a todos los actores de la sociedad sin importar su ubicación, nivel educativo, estrato social, etc.

De esta manera, las relaciones se vuelvan más horizontales y todo el mundo puede tener un rol y aportar desde su diversidad en la construcción de una sociedad más equitativa.

Un buen ejemplo de la falta de acceso a oportunidades es el problema de la bancarización en Latinoamérica. Según datos del BID la mitad de la población adulta de la región no posee una cuenta bancaria, por lo que no pueden acceder al sistema financiero.

Para atacar esta problemática en Argentina surgió Sumatoria. Una plataforma digital de crowdlending que permite a cualquier persona invertir en proyectos de emprendedores que por su situación no son sujetos a préstamos bancarios.

La plataforma le ofrece al inversionista un porcentaje de retorno financiero asegurado y además reportes de trazabilidad del impacto social que su dinero género.

Al ser un esquema tan novedoso, Sumatoria se enfrenta al reto de educar a los consumidores para que elijan colocar su dinero en un préstamo para un emprendedor de su red en vez de guardarlo en una cuenta de ahorros en un banco tradicional.  

Resiliencia

Actualmente la sociedad es muy vulnerable a externalidades como los desastres naturales, la delincuencia o el deterioro de infraestructura pública como los servicios de salud, entre otras.

La sociedad 5.0 busca potenciar la resiliencia humana y la de la naturaleza por medio de la tecnología de manera que se mitiguen o se erradique por completo los impactos negativos de desastres naturales o sistemas de salud deficientes. 

Para este ámbito existe, AdApp. Es una aplicación móvil que involucra a los pobladores y productores de zonas rurales en el Gran Chaco, una región que se extiende entre Bolivia, Paraguay y Argentina.

A través de la vigilancia y captura de los datos de precipitaciones y altura de los ríos los usuarios pueden obtener información para tomar decisiones como cosechar o transportar productos y animales de un lugar a otro.

Esta aplicación ha permitido a los pobladores del Gran Chaco adaptarse mejor a los efectos del cambio climático, salvando sus producciones e incluso vidas.  

Sostenibilidad y armonía medioambiental

Para garantizar la supervivencia de la especie humana y del planeta es fundamental que cambiemos nuestro modelo de consumo en masa de recursos naturales y se minimice el impacto medioambiental de las actividades productivas.

Para lograr la armonía con el medioambiente, la sociedad 5.0 pretende usar las innovaciones tecnológicas como el big data.

Esta tecnología se puede usar para eliminar el desperdicio de alimentos, utilizar fuentes de energía alternativa y eficiente para crear ciudades más sostenibles y apalancarse de la economía colaborativa para reducir la producción y el consumo en masa.

En Guatemala, existe una empresa llamada Kingo que utiliza energía solar, Internet de las Cosas (IdC) y big data para llevar energía a los hogares de las zonas rurales donde la empresa eléctrica estatal no llega.

Por medio de estas tecnologías Kingo ha logrado desarrollar un modelo de venta de energía pre pago, donde los clientes compran el tiempo de consumo enérgico que necesitan, lo que les permite manejar mejor sus ajustados presupuestos.

A pesar del impacto positivo que Kingo genera en estas comunidades, el alto costo que representa desarrollar y mantener las unidades de energía Kingo no les permite escalar al ritmo que les gustaría lo que afecta el crecimiento de la empresa. 

Sociedad 5.0, en busca de la sostenibilidad y equidad

El concepto de sociedad 5.0 nos invita aprovechar la tecnología y mediante la articulación de todos los actores de la sociedad, co-crear un futuro más sostenible e inclusivo para todos.

Citando a Antoine de Saint-Exupéry escritor y aviador francés:

La máquina no aísla al hombre de los grandes problemas de la naturaleza, sino que lo hunde más en ellos.

La innovación y la tecnología han demostrado ser los mejores medios para resolver muchos de los problemas que pensábamos no tienen solución. Debemos continuar por ese camino y no permitir que los avances tecnológicos se conviertan factores negativos para la sociedad y el ambiente.

Bryan Bejarano consultor internacional en comunicación, impacto social y creatividad. También se desempeña como profesor universitario. Cuenta con amplia experiencia en la gestión de equipos de marketing y ventas, desarrollo de estrategias digitales y resolución creativa de problemas para marcas en la industria minorista y en organizaciones sin fines de lucro.

Must Read!